Table of Contents






Carta de amor

2 de febrero de 2016
Tiempo al tiempo

Querido bichito:
Quería decirte que llevo bastante tiempo pensando en escribirte esta carta, y expresar así todo lo que no he podido en este tiempo. Nos vimos y pudimos estar juntos sin impedimentos, sin barreras, sin alguien de por medio que estorbara...
Sé que fue difícil porque tu corazón estaba malherido y, pese al tiempo que eso conllevaba, decidí arreglar ese pequeño corazoncito, con paciencia, con dedicación, con amor...
Porque sé que tu valías la pena, a pesar de lo que algunos decían, porque realmente eras tú la única que me hacía sentir tan especial. Pasaban los dias, las semanas, y veía que todo mi esfuerzo se fundía con el paso del tiempo; veía que todo ese esfuerzo no llegaba a ninguna parte, y hubo ocasiones en las que decidí tirar la toalla y decir basta, pero algo en mi interior me decía ``sigue , lo conseguirás´´.
Tuve esa sensación, esa ilusión y esas ganas de empezar algo que un día, hace mucho... casi lo fue y que desde entonces debería haber sido, porque eres tú la que me entiende mejor que nadie, porque nos compenetramos como el calor en agosto o el frío en diciembre, porque o todo contigo o nada sin ti. Y todos esos motivos, sumados al tiempo que nos llevamos conociendo y todo lo que hemos pasado juntos... ¡¿no era razón suficiente para apostarlo todo y probar suerte?!
Sinceramente, esos buenos días era ya lo mejor que me pasaba. Cuando nos vimos, esa primera vez, ese primer abrazo, el corazón latía cada vez más deprisa y, conforme íbamos quedando y más nos íbamos viendo, ese algo que yo sentía por ti cada vez iba a más, una presión en el pecho cuando te tenía justo a mi lado, y un vacío enorme cuando me faltabas cada día.
Todo cambió esa noche de enero, todo cambió cuando nuestras miradas se cruzaron en la fría noche, y desde entonces supe que era contigo con la que quería estar siempre, pasase lo que pasase. Y cuando luego me dijiste que sí... que tú también querías que fuese yo el que estuviese ahí... contigo... no me lo terminaba de creer: el esfuerzo de cuatro largos meses y el amor, al parecer, dieron sus frutos.
Recuerdo cuando te preguntaba una y otra vez que si realmente querías estar conmigo, y en ese mismo instante me dijiste ``con quién mejor que contigo´´, y justo ahí, se me empañaron los ojos. Ese deseo de hacía tanto tiempo se iba hacer realidad y qué mejor deseo que el de estar contigo.
Hoy martes, día 2 de febrero de 2016, quería agradecerte el haber apostado por mí aquel día, te prometo no fallarte jamás y dar lo mejor de mí cada día, porque a pesar de las circunstancias que nos separan a diario. Te prometo enamorarte a diario y tratar de sacarte esa sonrisa que tanto enamora, sin duda esto acaba de empezar, y que febrero es nuestro, mi niña, por última vez, gracias por apostar por algo mutuo y sincero. Gracias por apostar por un amor de verdad, porque esa mirada tuya aquella noche que ya lo dijo todo. Simplemente, gracias.

PD: no olvides que nadie te va a querer como te quiero yo. Te adoro, bichito.

De: Fernando José Salinas Campos Para: Judith Arenas Risueño

FERNANDO: ¡Con nombre y todo! Realmente, estás enamorado. Además de ello, debes cuidar la expresión y la puntuación, para poder expresar mucho mejor tus sentimientos. Nota: 7.